jueves, 4 de diciembre de 2014

AMARANTO: nutritivo, saludable y apto celíacos

El pasado sábado 29 en una nueva edición del Taller de Cocina Saludable contamos con la participación de Nancy, celíaca desde hace unos cinco años. Resultó más que interesante para todos ya que adaptamos las recetas del taller incorporando nuevos ingredientes. 



Es el caso de la receta de Taboule de Trigo Burgol, donde sustituimos el trigo por semillas de Amaranto, de similar apariencia, aunque más crocante y chiquito. La textura, intensidad de sabor y el toque final que aporta el amaranto a esta ensaladita fresca árabe es sorprendente


El grano de amaranto, al igual que el de quínoa, es un pseudocereal ya que cuenta con propiedades similares a las de los cereales pero botánicamente no puede clasificarse como tal. Destaca por su gran valor nutritivo superando a la mayoría de cereales en aporte de proteínas, incluyendo lisina, aminoácido limitante en los cereales. La lisina es uno de los 10 aminoácidos esenciales para los seres humanos. Esto quiere decir que no se sintetiza en el organismo de los animales y por tanto debemos ingerirlo como lisina o como proteínas que contengan lisina. El amaranto es además fuente de minerales y vitaminas y es rico en ácido fólico, tan necesario en mujeres embarazadas.


Para cocinar el Amaranto debemos en primer lugar lavar los granos. Ponemos al fuego 3 medidas de agua por cada medida de pseudocereal y cuando rompa hervor agregamos el amaranto y bajamos el fuego al mínimo. Cocinaremos tapado por un tiempo aproximado de 15 minutos. Finalizado el tiempo de cocción colamos y enjuagamos con agua el amaranto para retirar el mucílago generado (fibra soluble). Este paso es importante para poder eliminar la consistencia gomosa del amaranto y obtener un grano suelto ideal para esta ensalada. Para otras preparaciones donde queramos aglutinar ingredientes (hamburguesas, bocaditos, galletitas…) este mucílago resulta de lo más útil.

Una vez cocido el amaranto, lo agregamos al resto de los ingredientes cortaditos en cubos e incorporamos una rica vinagreta y muuuuuuucho perejil fresco picado.

  • 2 tazas de amaranto
  • 1 pepino
  • 3 tomates
  • ½ cebolla morada
  • ½ morrón verde
  • 4 cucharadas de perejil fresco


Os animo a probar la receta reemplazando el trigo burgol por amaranto, una opción nutritiva, saludable y apta para celíacos !