viernes, 29 de agosto de 2014

Tips para elegir fruta y verdura en su punto !!

El secreto para ser un experto en la selección de frutas y verduras no es otro que la práctica. No hay regla infalible más que la experiencia, un tendero de confianza y usar todos los sentidos, incluyendo el sentido común. La última vez que compré fruta en bandeja de telgopor en un supermercado juré que nunca más volvería a hacerlo. Aquel trágico día aprendí que un kiwi puede ser más ácido que el limón, que el tomate puede ser rojo por fuera y blanco por dentro y que una naranja puede estar más seca que el esparto.


Si bien lo ideal es probar la fruta y oler la verdura, no siempre resulta posible con tanta bandeja y envoltorio plástico. Comprando en el mercado podemos tocar, oler, tomar con la mano, incluso degustar antes de comprar, cosa impensable en un supermercado. Sólo con la vista no alcanza !

O acaso no podrías elegir una piña en su punto a través de su exquisito aroma con los ojos vendados? Podrías saber con certeza si las mandarinas están en su punto sin poder ver el color de sus hojas? Y el punto de maduración de las uvas sin agitar el racimo? El truco para saber si las uvas están en su punto consiste en agitar el racimo y ver si las uvas se mantienen adheridas al tallo. No falla nunca! 


Los cítricos deben ser firmes, brillantes y de cáscara lisa. Si las naranjas están pálidas seguro que están secas o ácidas. Si los cítricos son frescos deben ser pesados. Debemos evitar los de cáscara gruesa, dura, magullada o con olor fermentado. Las mandarinas más livianas son menos jugosas. Otra pista importante para elegir las mandarinas más dulces además de su aroma “pasoso” característico, es fijarse en las hojas que no deben estar resecas. En el supermercado es difícil encontrar mandarinas con sus hojas… por norma general y desde ahora, desconfiemos de los lugares que exponen mandarinas sin las hojas !

Una manera de identificar una sandía madura es observar el extremo de su tallo (ombligo). Mientras más extendido se encuentre, mayor será su grado de madurez. Y si al golpearla con los nudillos de los dedos se escucha hueca, su pulpa será menos jugosa que cuando se aprecia un sonido sordo.

El experto en elegir el mejor melón era mi Abuelo Álvaro. Nunca comí melones más ricos que los que él nos traía a casa. Una lástima que la sabiduría no se transmita a través del código genético... El melón debe tener un olor dulce e intenso sobre todo en el centro. La consistencia debe ser firme pero no dura. La resistencia ideal la sentiremos cuando al apretar el lado contrario a la zona del tallo, notemos que se hunde ligeramente. Hay que evitar los melones que tengan manchas de humedad o que despidan un ligero olor a alcohol.

La piel de las manzanas es rígida, lisa y dura. La mejor prueba que podemos hacer es tratar de hundir el dedo sobre la piel. Si lo logramos estaremos ante una manzana muy madura. Será mejor no llevarla a menos que vayamos a consumirla inmediatamente. Para elegir una rica piña o ananá, debemos guiarnos por su olor exquisito e intenso. Las hojas deben ser verdes y deben poder arrancarse con facilidad. La cáscara debe ser amarilla o con tonos rojizos o cafés. Debe ceder a la presión de los dedos y tener aroma fuerte y dulce en su base. Tenemos que descartar las piñas que estén humedecidas o que tengan la cáscara manchada.

Para asegurarnos la frescura de las verduras vamos a elegir siempre los ejemplares de piel más tersa, firme y brillante. Esa será nuestra regla general ! Por ejemplo, las zanahorias no deben estar húmedas ni blandas sino todo lo contrario, bien duras, firmes y con color intenso. El color verde de sus hojas puede indicar su grado de frescura. Un color pálido indicaría que llevan mucho tiempo almacenadas sin venderse. En el caso del apio hay que fijarse que tenga el tallo de color verde pálido y de apariencia jugosa y crujiente. No compremos los que estén agrietados o presenten manchas ni los que tengan las hojas marchitas.

Las cebollas más blancas, pesadas, de textura dura y con cáscara superficial seca son las mejores. Las cebollas más viejas son aquellas que tienen el tallo reblandecido y parecen húmedas. Los ajos deben estar bien cerrados y tersos y no deben presentar manchas, golpes o cortes ni estar germinados. Si los extremos de las hojas de alcachofa o alcaucil no pinchan, quiere decir que la planta es vieja. Para elegir brócoli y coliflor hay que fijarse que las flores estén bien cerradas y las ramitas bien compactas. El color debe ser uniforme en ambos casos, verde oscuro en el caso del brócoli y lo más blanco posible en el caso de la coliflor. Descartaremos las piezas de brócoli verde claro con apariencia desteñida y las de coliflor amarillentas o con manchas oscuras.

Las hojas verdes en general deben ser firmes al tacto y de color uniforme y sin manchas. Las espinacas ricas tienen tallos verdes, no amarillos ni color café. Las acelgas más chicas por lo general son más tiernas y menos amargas. Tratemos de que las hojas más externas de las lechugas sean buena calidad para no tener que desecharlas ya que son las más nutritivas.

La piel del pepino tiene un color verde intenso, oscuro y brillante, sin manchas amarillas. Su consistencia debe ser uniforme. No debe ser ni muy blando ni muy duro. Preferentemente tenemos que seleccionar los ejemplares de tamaño mediano ya que los grandes suelen tener más semillas y por tanto un sabor más amargo. Las berenjenas en general son ligeras para su tamaño ya que tienen una pulpa esponjosa y aireada. Una berenjena blanda, arrugada o con manchas va a tener un gusto más amargo. Al igual que en el caso del pepino, las berenjenas más grandes tienen más semillas y son por tanto más amargas. Hay que elegir los ejemplares que parezcan más pesados y de piel brillante, firme y tersa.

Hay verduras más fáciles q otras. Los vegetales verdes son los más difíciles de elegir, merecen una especial atención. Por norma general, cuanto más brillantes estén, más frescos son. Espero que estos tips te ayuden a comprar las frutas y verduras más ricas este domingo en el mercado !


Dedicado a mi Abuelo Álvaro, apasionado de la naturaleza, de la vida y de sus nietos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario