jueves, 4 de diciembre de 2014

AMARANTO: nutritivo, saludable y apto celíacos

El pasado sábado 29 en una nueva edición del Taller de Cocina Saludable contamos con la participación de Nancy, celíaca desde hace unos cinco años. Resultó más que interesante para todos ya que adaptamos las recetas del taller incorporando nuevos ingredientes. 



Es el caso de la receta de Taboule de Trigo Burgol, donde sustituimos el trigo por semillas de Amaranto, de similar apariencia, aunque más crocante y chiquito. La textura, intensidad de sabor y el toque final que aporta el amaranto a esta ensaladita fresca árabe es sorprendente


El grano de amaranto, al igual que el de quínoa, es un pseudocereal ya que cuenta con propiedades similares a las de los cereales pero botánicamente no puede clasificarse como tal. Destaca por su gran valor nutritivo superando a la mayoría de cereales en aporte de proteínas, incluyendo lisina, aminoácido limitante en los cereales. La lisina es uno de los 10 aminoácidos esenciales para los seres humanos. Esto quiere decir que no se sintetiza en el organismo de los animales y por tanto debemos ingerirlo como lisina o como proteínas que contengan lisina. El amaranto es además fuente de minerales y vitaminas y es rico en ácido fólico, tan necesario en mujeres embarazadas.


Para cocinar el Amaranto debemos en primer lugar lavar los granos. Ponemos al fuego 3 medidas de agua por cada medida de pseudocereal y cuando rompa hervor agregamos el amaranto y bajamos el fuego al mínimo. Cocinaremos tapado por un tiempo aproximado de 15 minutos. Finalizado el tiempo de cocción colamos y enjuagamos con agua el amaranto para retirar el mucílago generado (fibra soluble). Este paso es importante para poder eliminar la consistencia gomosa del amaranto y obtener un grano suelto ideal para esta ensalada. Para otras preparaciones donde queramos aglutinar ingredientes (hamburguesas, bocaditos, galletitas…) este mucílago resulta de lo más útil.

Una vez cocido el amaranto, lo agregamos al resto de los ingredientes cortaditos en cubos e incorporamos una rica vinagreta y muuuuuuucho perejil fresco picado.

  • 2 tazas de amaranto
  • 1 pepino
  • 3 tomates
  • ½ cebolla morada
  • ½ morrón verde
  • 4 cucharadas de perejil fresco


Os animo a probar la receta reemplazando el trigo burgol por amaranto, una opción nutritiva, saludable y apta para celíacos !

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Nueva edición Taller de Cocina Saludable: 29/11/2014

A pedido de quiénes no pudieron asistir a la pasada edición del Taller de "Básicos de la Alimentación Natural", te invitamos a una nueva edición el próximo sábado día 29 de noviembre !!



Se trata de un encuentro de 3 horas de duración en día sábado. El objetivo es aplicar la alimentación sana y natural a la vida cotidiana. No se requieren conocimientos previos ya que es un taller de iniciación en el camino de la transición a una alimentación saludable. Se trata de una clase teórico-demostrativa en la que aprenderás nociones de nutrición, técnicas básicas de cocina saludable, conocerás nuevos ingredientes. A medida que vamos preparando las recetas vamos degustando las preparaciones y compartiendo entre todos el almuerzo.

Te invitamos a cocinar entre todos y a compartir la mesa !!

Los cupos son limitados, envíanos un correo a info@cmrnutricion.com para reservar tu lugar. Te esperamos !




martes, 11 de noviembre de 2014

Taller de Cocina Saludable: 8 noviembre 2014

El pasado sábado 8 de noviembre tuvo lugar el Taller de "Básicos de la Alimentación Natural", un Taller de Cocina Saludable en el que aprendimos técnicas y recetas básicas de la cocina saludable para incorporarlas a la vida cotidiana. 

El objetivo del taller es además de aprender a alimentarnos de manera saludable, aprender a utilizar ingredientes económicos y nutritivos en recetas sencillas y con elementos y utensilios de cocina que todos tenemos. De esta manera podemos replicar las recetas en nuestra casa de manera sencilla.
En este taller aprendimos a elaborar leche vegetal para los desayunos y meriendas, quesito vegetal y otros dips para las picadas y entraditas, conocimos ingredientes nuevos como el trigo burgol y los porotos aduki y aprendimos a incorporarlos en recetas sencillas.  
Entre todos preparamos un riquísimo Taboule y unas hamburguesas de proteína completa. En esta ocasión tuvimos además la suerte de degustar el exquisito queso de nuez que preparó Nico y la dulce leche de coco que hizo Silvia. María y Nati lideraron la receta del postre, un brownie vegano que quedó espectacular. Genial el trabajo en equipo que realizaron todos para picar y cortar los vegetales para el taboule y el nituke, Vero, Kari, Olga, Belu… todos trabajaron increíble!
Este mismo taller se va a estar repitiendo el próximo sábado 29 de noviembre, no duden en enviarnos un email a info@cmrnutricion.com para reservar el lugar ya que los cupos son limitados. Los esperamos a todos en próximas actividades!
Gracias a Montse y Fran, los mejores asistentes!

sábado, 18 de octubre de 2014

Taller de Cocina saludable: Básicos de la Alimentación Natural

Te invitamos a participar de una clase teórico-demostrativa en la que aprenderás las técnicas básicas de la cocina saludable para incorporarlas a la vida cotidiana. 



El objetivo de este taller de cocina es aprender a alimentarnos de manera consciente y saludable a través de recetas sencillas y ricas. Está destinado a personas que deseen incorporar conocimientos teóricos de nutrición saludable y técnicas básicas de cocina para mejorar su calidad de vida.

A medida que vamos cocinando vamos degustando las preparaciones y compartiendo entre todos el almuerzo. El taller incluye recetarios, materiales e ingredientes y por supuesto la degustación de todas las preparaciones. No tienes que llevar nada más que tus ganas de aprender y compartir !

Alimentación saludable, sencilla y económica para toda la familia !
Haz de tu cocina un lugar saludable !

Para reservar tu plaza envíanos un e-mail a info@cmrnutricion.com

Te esperamos el próximo sábado 8 de noviembre !

viernes, 29 de agosto de 2014

Tips para elegir fruta y verdura en su punto !!

El secreto para ser un experto en la selección de frutas y verduras no es otro que la práctica. No hay regla infalible más que la experiencia, un tendero de confianza y usar todos los sentidos, incluyendo el sentido común. La última vez que compré fruta en bandeja de telgopor en un supermercado juré que nunca más volvería a hacerlo. Aquel trágico día aprendí que un kiwi puede ser más ácido que el limón, que el tomate puede ser rojo por fuera y blanco por dentro y que una naranja puede estar más seca que el esparto.


Si bien lo ideal es probar la fruta y oler la verdura, no siempre resulta posible con tanta bandeja y envoltorio plástico. Comprando en el mercado podemos tocar, oler, tomar con la mano, incluso degustar antes de comprar, cosa impensable en un supermercado. Sólo con la vista no alcanza !

O acaso no podrías elegir una piña en su punto a través de su exquisito aroma con los ojos vendados? Podrías saber con certeza si las mandarinas están en su punto sin poder ver el color de sus hojas? Y el punto de maduración de las uvas sin agitar el racimo? El truco para saber si las uvas están en su punto consiste en agitar el racimo y ver si las uvas se mantienen adheridas al tallo. No falla nunca! 


Los cítricos deben ser firmes, brillantes y de cáscara lisa. Si las naranjas están pálidas seguro que están secas o ácidas. Si los cítricos son frescos deben ser pesados. Debemos evitar los de cáscara gruesa, dura, magullada o con olor fermentado. Las mandarinas más livianas son menos jugosas. Otra pista importante para elegir las mandarinas más dulces además de su aroma “pasoso” característico, es fijarse en las hojas que no deben estar resecas. En el supermercado es difícil encontrar mandarinas con sus hojas… por norma general y desde ahora, desconfiemos de los lugares que exponen mandarinas sin las hojas !

Una manera de identificar una sandía madura es observar el extremo de su tallo (ombligo). Mientras más extendido se encuentre, mayor será su grado de madurez. Y si al golpearla con los nudillos de los dedos se escucha hueca, su pulpa será menos jugosa que cuando se aprecia un sonido sordo.

El experto en elegir el mejor melón era mi Abuelo Álvaro. Nunca comí melones más ricos que los que él nos traía a casa. Una lástima que la sabiduría no se transmita a través del código genético... El melón debe tener un olor dulce e intenso sobre todo en el centro. La consistencia debe ser firme pero no dura. La resistencia ideal la sentiremos cuando al apretar el lado contrario a la zona del tallo, notemos que se hunde ligeramente. Hay que evitar los melones que tengan manchas de humedad o que despidan un ligero olor a alcohol.

La piel de las manzanas es rígida, lisa y dura. La mejor prueba que podemos hacer es tratar de hundir el dedo sobre la piel. Si lo logramos estaremos ante una manzana muy madura. Será mejor no llevarla a menos que vayamos a consumirla inmediatamente. Para elegir una rica piña o ananá, debemos guiarnos por su olor exquisito e intenso. Las hojas deben ser verdes y deben poder arrancarse con facilidad. La cáscara debe ser amarilla o con tonos rojizos o cafés. Debe ceder a la presión de los dedos y tener aroma fuerte y dulce en su base. Tenemos que descartar las piñas que estén humedecidas o que tengan la cáscara manchada.

Para asegurarnos la frescura de las verduras vamos a elegir siempre los ejemplares de piel más tersa, firme y brillante. Esa será nuestra regla general ! Por ejemplo, las zanahorias no deben estar húmedas ni blandas sino todo lo contrario, bien duras, firmes y con color intenso. El color verde de sus hojas puede indicar su grado de frescura. Un color pálido indicaría que llevan mucho tiempo almacenadas sin venderse. En el caso del apio hay que fijarse que tenga el tallo de color verde pálido y de apariencia jugosa y crujiente. No compremos los que estén agrietados o presenten manchas ni los que tengan las hojas marchitas.

Las cebollas más blancas, pesadas, de textura dura y con cáscara superficial seca son las mejores. Las cebollas más viejas son aquellas que tienen el tallo reblandecido y parecen húmedas. Los ajos deben estar bien cerrados y tersos y no deben presentar manchas, golpes o cortes ni estar germinados. Si los extremos de las hojas de alcachofa o alcaucil no pinchan, quiere decir que la planta es vieja. Para elegir brócoli y coliflor hay que fijarse que las flores estén bien cerradas y las ramitas bien compactas. El color debe ser uniforme en ambos casos, verde oscuro en el caso del brócoli y lo más blanco posible en el caso de la coliflor. Descartaremos las piezas de brócoli verde claro con apariencia desteñida y las de coliflor amarillentas o con manchas oscuras.

Las hojas verdes en general deben ser firmes al tacto y de color uniforme y sin manchas. Las espinacas ricas tienen tallos verdes, no amarillos ni color café. Las acelgas más chicas por lo general son más tiernas y menos amargas. Tratemos de que las hojas más externas de las lechugas sean buena calidad para no tener que desecharlas ya que son las más nutritivas.

La piel del pepino tiene un color verde intenso, oscuro y brillante, sin manchas amarillas. Su consistencia debe ser uniforme. No debe ser ni muy blando ni muy duro. Preferentemente tenemos que seleccionar los ejemplares de tamaño mediano ya que los grandes suelen tener más semillas y por tanto un sabor más amargo. Las berenjenas en general son ligeras para su tamaño ya que tienen una pulpa esponjosa y aireada. Una berenjena blanda, arrugada o con manchas va a tener un gusto más amargo. Al igual que en el caso del pepino, las berenjenas más grandes tienen más semillas y son por tanto más amargas. Hay que elegir los ejemplares que parezcan más pesados y de piel brillante, firme y tersa.

Hay verduras más fáciles q otras. Los vegetales verdes son los más difíciles de elegir, merecen una especial atención. Por norma general, cuanto más brillantes estén, más frescos son. Espero que estos tips te ayuden a comprar las frutas y verduras más ricas este domingo en el mercado !


Dedicado a mi Abuelo Álvaro, apasionado de la naturaleza, de la vida y de sus nietos.


domingo, 17 de agosto de 2014

Veganópolis, un domingo de mercado distinto

Más allá de los motivos que nos puedan llevar a adoptar este tipo de alimentación, la cocina vegana es una propuesta de lo más sorprendente e imaginativa en lo que a combinación de sabores, texturas, aromas y colores se refiere. Pura tentación. 



Este domingo hemos visitado la Feria Vegana Veganópolis en Buenos Aires. Se trata de una alternativa de producción orgánica y sustentable donde además de encontrar productos específicos para veganos, podemos degustar delicias de la cocina vegana. Y digo delicias porque realmente son preparaciones exquisitas. Esta feria es ideal para todos los que piensan que los veganos se alimentan sólo de verduras al vapor en invierno y de ensaladas en verano.

En el mercado además de comprar la fruta y verdura semanal, me he traído a casa unos quesos veganos de almendras y de castañas de cajú bien ricos y especiados. Aprovechando este domingo primaveral en pleno invierno en Buenos Aires, mi humilde propuesta para el aperitivo vegano de hoy es una tabla de crudités con quesito de almendras y cajú al orégano y pimentón. 

Para los crudités podemos usar las verduras crudas que más nos gusten, como zanahoria, pepino, apio, tomatitos cherry, endivias… lo que se nos ocurra !!

Hoy en esta feria vegana los chicos de Lechuga Morada 2, el puesto donde he comprado una verdura orgánica espectacular, me han compartido una receta sorprendente para aprovechar bien las zanahorias. 

Las zanahorias orgánicas no se pelan, basta con pasarles un cepillito y se consumen enteras. Podemos aprovechar todo, y cuando digo todo quiero decir todo. Con las hojitas podemos complementar y enriquecer un licuado o batido verde para el desayuno y con las ramitas podemos hacer unos bastoncitos verdes crocantes. Cortamos el ramillete, separamos las hojitas de las ramas, lavamos bien y disponemos en una fuente para horno con un poquito de aceite de oliva y las especias que más nos gusten. Llevamos unos minutos al horno bajo hasta que estén bien secos y crocantes. Estos bastoncitos verdes de zanahoria también podemos incluirlos en nuestra tabla de crudités y usarlos para untar el queso o cualquier otro dip.

No dejéis de probar los quesos veganos, son un manjar !
Feliz domingo !


domingo, 9 de febrero de 2014

Al rico melón !

Dentro de la lista de buenos propósitos para cada año nuevo que comienza, generalmente está el de llevar un estilo de vida más saludable y menos sedentario. A través de una mejor y más consciente alimentación y de la práctica diaria de al menos 30 minutos de ejercicio, podemos mejorar nuestra calidad de vida. Comencemos por algo sencillo, incrementar el consumo de fruta y verdura en nuestra dieta diaria.


Hay muchas maneras de incluir fruta en nuestra dieta y no sólo como postre o colación. Hoy os propongo tres alternativas con melón, nuestro protagonista veraniego de hoy, para incluirlo como aperitivo o primer plato y sorprender a nuestros invitados. El melón es una planta herbácea monoica de tallos rastreros. Así dicho, el melón suena a mala gente… pero por suerte su fruto es bien rico y dulce!

Más del 80% de su composición es agua, y las escasas calorías que aporta se deben a su contenido moderado de hidratos de carbono. Es por esto que está especialmente indicado en dietas de control de peso y dietas de control específico de los hidratos de carbono, como la diabetes.



Un clásico renovado: melón con salmón

No hay primer plato más rico que un dulce melón con un buen jamón. Pero, qué tal si cambiamos el jamón por salmón ahumado? Si no encontramos un jamón rico, tarea que no siempre resulta fácil en latitudes remotas, la mejor alternativa es el salmón ahumado cortado bien finito. El resultado es espectacular y el beneficio doble, más fruta y pescado en nuestra dieta.


Sopa fresca de melón

Fresca, rica y facilísima! Ponemos en la batidora la pulpa de 1 melón pequeño cortada en cubos, el zumo de 2 limones, unas hojas de menta fresca, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen y a procesar! Agregamos sal y pimienta a gusto y listo, ya tenemos primer plato para 4 comensales! La clave del éxito es servir la sopa bien fría. Y para darle un toque especial, a mi me gusta ponerle unas gotitas de tabasco…


Brochettes de melón frito con queso

Puede que sea una de las pocas veces que en este blog recomiende una receta basada en una fritura y queso, pero si la fritura se hace correctamente, el queso es de calidad y es fin de semana… es tan rico que hay que disfrutarlo igual! Es un aperitivo para sorprender, muy rico y fácil de comer con la mano. En cada palito de brochette alternamos dos cubitos de melón con un cubito de queso. Para mi lo ideal es utilizar queso Camembert ya que contrasta mucho mejor su sabor intenso con el dulce del melón, pero podemos sustituirlo también por Brie. Rebozamos la brochette en huevo batido y la ponemos a freír en abundante aceite de buena calidad tan solo 30 segundos, lo justo para que se dore ligeramente el rebozado. Dejamos escurrir en papel de cocina y listo para servir!

Toma nota de nuestras propuestas para incluir más fruta en tu alimentación y sorprende a tus invitados con aperitivos ricos y saludables.

No hay excusas para consumir más fruta !

sábado, 18 de enero de 2014

Comer o no comer...

Aprobar sólo una clase de belleza equivale en cierto modo a no prestar atención a la naturaleza. No puede haber un solo canto de pájaro, una sola clase de pino, una sola clase de ballena. No puede haber una sola clase de niño, de hombre o de mujer. No puede haber una sola clase de pecho, de cadera, o de piel.


Alphonse Mucha


El pecho de la mujer, en todas sus formas, desarrolla la función de sentir y alimentar. Alimenta? Siente? Es un buen pecho. Las caderas son anchas y con razón. Las piernas están destinadas a llevarnos y a propulsarnos. No pueden ser demasiado esto o demasiado lo otro. Son lo que son.

En los cuerpos no hay ningún “tiene que ser”. Lo importante no es el tamaño, la forma o los años y ni siquiera el hecho de tener un par de cada cosa, pues algunos no lo tienen. Lo importante es si el cuerpo siente, si tiene una buena conexión con el placer, con el corazón, con el alma, con su esencia más salvaje. 




El primer post de este año 2014 se lo quiero dedicar a todas las personas que padecen Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). Los TCA son enfermedades psiquiátricas que se caracterizan por una alteración persistente de los hábitos de alimentación o de las conductas del control del peso cuyo resultado es una alteración importante de la salud física y del funcionamiento psicosocial. Hablamos de anorexia nerviosa, bulimia nerviosa, trastorno de la conducta alimentaria no especificado y de trastorno alimentario compulsivo.

Los severos comentarios acerca de la aceptabilidad del cuerpo crean un mundo de altas mujeres encorvadas, mujeres bajitas sobre zancos, mujeres voluminosas vestidas de riguroso luto y todo tipo de mujeres disfrazadas. Destruir la cohesión instintiva de una mujer con su cuerpo natural la priva de su confianza, la induce a preguntarse si es o no una buena persona y a buscar el valor que ella misma se atribuye no en quién es, sino en lo que parece. La obliga a emplear su energía en preocuparse por la cantidad de alimento que ha comido o las lecturas de la báscula y las medidas de la cinta métrica. La obliga a preocuparse de manera angustiante y neurótica por su aspecto en lugar de dedicarse a llevar un estilo de vida y alimentación saludables.

Los tratamientos para superar los TCA requieren de una labor multidisciplinar importante. La rehabilitación nutricional abarca la evaluación nutricional, el tratamiento nutricional médico, el asesoramiento nutricional y la educación nutricional. Aunque se trata de un trastorno psiquiátrico, dentro de este equipo, el experto en nutrición desempeña un papel fundamental no sólo para el cuidado nutricional de los pacientes de acuerdo con su patología y evolución, sino también para contribuir a un proyecto de salud. La educación nutricional juega un papel fundamental ya que contribuirá a que el paciente modifique sus actitudes y miedos hacia la comida y recupere un patrón de alimentación normal y saludable, de acuerdo con la propia cultura alimentaria y con los conocimientos científicos en materia de nutrición. Los programas de educación nutricional deben ser liderados por profesionales cualificados y deben formar parte del tratamiento clínico multidisciplinario, junto al seguimiento médico y psicológico.


Alphonse Mucha
“Es absolutamente lógico que una mujer se mantenga sana y fuerte y que procure alimentar su cuerpo lo mejor que pueda. Pero no tengo más remedio que reconocer que en el interior de muchas mujeres hay una “hambrienta”. Sin embargo, más que hambrientas de poseer un cierto tamaño, una cierta forma o estatura o de encajar con un determinado estereotipo, las mujeres están hambrientas de recibir una consideración básica por parte de la cultura que las rodea. La “hambrienta” del interior está deseando ser tratada con respeto, ser aceptada y, por lo menos, ser acogida sin necesidad de que encaje en un estereotipo. Si existe realmente una mujer que está pidiendo a gritos salir, lo que pide a gritos es que terminen las irrespetuosas proyecciones de otras personas sobre su cuerpo, su rostro o su edad. Una mujer no puede conseguir que la cultura adquiera más conciencia, pero puede cambiar su propia actitud hacia sí misma y hacer que las proyecciones despectivas le resbalen. Eso se consigue recuperando el propio cuerpo, conservando la alegría del cuerpo natural, rechazando la conocida quimera según la cual la felicidad sólo se otorga a quienes poseen una cierta configuración o edad, actuando con decisión y de inmediato recuperando la verdadera vida y viviéndola a tope. Esta dinámica autoaceptación y autoestima son los medios con los cuales se pueden empezar a cambiar las actitudes de la cultura. “

Clarissa Pinkola Estés 
”Women who run with the wolves”


Dedicado a todos los que luchamos cada día por encontrar el equilibrio entre cuerpo, mente y comida.