sábado, 12 de octubre de 2013

YO COMPRO EN EL MERCADO !

Productos frescos, locales y de estación son la clave para una alimentación rica y saludable. Es hora tomar conciencia del valor de los productos frescos de estación y de la comida casera. Porque comer rico hace bien !

Qué es comer rico? No se trata sólo de alimentarse bien. Comer rico significa elegir una materia prima de calidad, buenos productos y en su mejor momento. Es saber qué estamos comiendo. Es preparar y cocinar los ingredientes respetando el mejor tipo de cocción para cada producto. Es crear un plato nuevo, es respetar la receta que hacía nuestra abuela. Comer rico es poner la mesa y compartirla con nuestros seres queridos.

Me confieso fanática de las ferias y mercados. Me marean las góndolas de los supermercados y me molestan los envases, plásticos, bandejas, bolsas y etiquetas que me hacen acumular. El mercado es mucho más amigable para mis sentidos. Puedo oler, tocar, probar… y además vale todo, desde el carrito de la abuela hasta la bolsa hecha de materiales reciclados con el diseño más chic. Puedes elegir los productos y dejarte recomendar por el productor. Y si eres fiel a un mismo mercado,  tu verdulero amigo siempre te chusmea cuáles son las mandarinas más dulces y si los tomates están en su punto y lo mejor, siempre te da a probar esa primera fresa que indica que la primavera ya llegó. 
Maíz Capia
La Quebrada de Humahuaca, Jujuy, Argentina

Yendo al mercado vas a poder entrar en contacto directo con productores y descubrir la gran riqueza y variedad de los productos con los que cuenta tu región. Las ferias nos permiten descubrir originales productos regionales, de esos que por lo general no se consiguen o ni se conocen. La semana pasada visité la Feria Masticar y me sorprendí con unas mazorcas de maíz muy especiales. Se trata de la variedad maíz capia, de La Quebrada de Humahuaca, una región ubicada en el centro de la provincia de Jujuy, en el extremo norte de Argentina. Es una antigua región de asentamientos indígenas, miembros del Kollasuyo, provincia del Sur del mundo Incaico, caracterizada por la belleza natural de sus paisajes y por contar con un ambiente único para la producción agrícola. La combinación de la altura, clima y la milenaria sabiduría de sus antiguos habitantes han dado como resultado la obtención de productos vegetales de incomparable sabor, aroma y color. O acaso no son una maravilla estas mazorcas? Lo siento, no se venden en lata…


Mercado de la Feria Masticar 2013



Aprender de dónde vienen los vegetales que consumimos, cómo son sus plantas, frutos y flores, nos ayuda a conocer mejor los productos y a poder incorporarlos nuestro menú diario. 




Y ni hablar de llevar a los mas pequeños a la feria para presentarles a mi gran amiga la alcachofera, porque señores, los corazones de alcahofa no brotan mágicamente de la tierra, ni caen de los árboles, ni se cosechan en bandejas de telgopor… si nuestros hijos no conocen las verduras, difícilmente van a querer comerlas. Y bueno, esto vale también para los grandes….porque frente a la alcachofera escuché comentarios de asombro del tipo: mira esta planta, le salen alcachofas!

Las bicicletas son para el verano… y las cerezas también !

Son muchas las ventajas de elegir productos de temporada. La tierra nos brinda distintos productos en función de las condiciones climáticas de la zona en la que vivimos, el período del año y la calidad del suelo. Los productos de estación se cultivan en suelos ricos, con las condiciones climáticas idóneas y a través de su ciclo natural completo. Respetando el calendario de recolección de las frutas, verduras y hortalizas obtenemos productos de mayor calidad y aporte nutricional, más ecológicos y económicos. Los productos de estación cuentan con mejores cualidades organolépticas (organo qué?) y hacen la diferencia entre un plato común y un plato rico con un olor, sabor y textura espectaculares. Cuando consumimos alimentos de temporada estamos cuidando el medio ambiente ya que no sólo respetamos el ciclo natural de la tierra evitando su agotamiento, sino que además contribuimos a reducir el gasto energético y contaminación generados en los procesos de transporte, almacenamiento, distribución y embalajes.

Y sí, hay que esperar todo un año para comer aromáticos melocotones y sabrosos tomates.

Ya encontraste un mercado cerca de tu casa?