miércoles, 24 de julio de 2013

TIPS: Verduras para niños


Los vegetales tienen un alto contenido de agua, son ricos en elementos minerales, vitaminas hidrosolubles y fibra. Presentan además compuestos bioactivos de carácter antioxidante con importante papel preventivo de diversas enfermedades.


Los niños en edad escolar consumen en exceso zumos industriales, pocas frutas enteras y pocas verduras. Es indiscutible el beneficio de las verduras en la alimentación de los niños. Todos sabemos lo importante que son y lo complicado que resulta a veces hacer que los niños toleren estos alimentos, así que trataremos de buscar alternativas para facilitarles la incorporación de estos nuevos sabores a su alimentación.

El mejor consejo: Paciencia !!
Hay estudios que demuestran que es necesario darle a probar a un niño al menos 10 veces un alimento nuevo antes de que acepte a probarlo por primera vez. Así que con mucha paciencia debemos repetir la exposición del alimento sin forzar o regañar y sin frustrarnos.


APERITIVOS Y DIPS PARA LOS MÁS GRANDES:

Los vegetales crudos suelen producir menos rechazo en los niños que los cocinados. Incluso hay niños que adoran comer guisantes dulces (arvejas) directamente de la vaina. Una buena idea es utilizar aderezos y dips saludables para que los niños puedan acompañar los vegetales como aperitivo. Los vegetales que no fallan son palitos de zanahoria, apio, pepino, tiritas de pimiento rojo o verde y tomatitos cherry. Los vegetales baby son muy cómodos y divertidos para los chicos. 

imagen de livinglocurto.com

Para tener éxito con esta propuesta lo ideal es aprovechar el hambre… antes de la cena podemos compartir estos aperitivos en familia para que los chicos puedan comer con la mano, jugar y aprender con las distintas formas, colores y sabores.




  • HUMMUS ADAPTADO A NIÑOS: Procesar 150 gramos de garbanzos cocidos con 1 yogur natural (sin azúcar ni edulcorante) y el zumo de medio limón.
  • DIP ROSA !!: Procesar 3 remolachas cocidas con 100 gramos de queso crema bajo en grasa.
  • "MAYONESA" DE ZANAHORIA: Procesar 250 gramos de zanahorias cocidas con 100 gramos de queso crema bajo en grasa y batirlo con la emulsión de una cucharadita de miel con 1 cucharada de aceite de oliva.
  • DIP FRESCO: Para los más grandes por su sabor especial. Procesar un yogur natural sin azúcar ni edulcorante con 1 pepino y menta fresca.
  • AGUACATE (PALTA): Procesar la misma cantidad de aguacate que de queso crema bajo en grasa con una cucharada de zumo de limón. Si queda muy espeso se puede agregar una o dos cucharadas de leche.

imagen de FamilyFun.go.com

Podemos facilitarle la tarea al niño ofreciéndole un vasito con el dip y los vegetales clavados que sobresaliendo a diferentes alturas, de manera que le resulte más fácil agarrarlos ya con el aderezo. Tratemos de usar vasitos divertidos que llamen la atención y coloquemos los vegetales alternando los diferentes colores de manera que estimulen la curiosidad del niño. El límite está en nuestra imaginación !


PURÉS Y SALSAS DE COLORES PARA LOS MÁS PEQUEÑOS:

Como base de estos purés vamos a utilizar los universalmente aceptados por todos los niños, puré de patata y puré de calabaza. Para el cambio gradual y aceptación del sabor, recomiendo comenzar por agregar una cuarta parte del puré nuevo al puré de patata o calabaza y aumentar de a cuartos cada vez.
Estas recetas rinden más o menos 2 tazas y se pueden guardar hasta 3 días en la nevera y también congelar, así que podemos hacer una producción más grande multiplicando los ingredientes y guardando raciones de un cuarto de taza en bolsas o recipientes aptos para ir descongelando poco a poco. 

 


  • PURÉ BLANCO: Cocinar y procesar 2 tazas de flores de coliflor y 1 zucchini mediano con 1 cucharada de zumo de limón y 1 de agua.
  • PURÉ NARANJA: Cocinar y procesar 1 batata mediana y 3 zanahorias de medianas a grandes con 2 o 3 cucharadas de agua.
  • PURÉ VERDE: Cocinar y procesar 2 tazas de flores de brócoli con 1 cucharada de zumo de limón y 1 de agua.



Para poder integrar estos purés bien con los de patata y calabaza hay que procesar hasta obtener un puré liso y sin grumos. Si queremos un puré más suave podemos agregar algo más de agua. Es importante tener en cuenta que no es lo mismo pasar las verduras por el chino que triturarlas, ya que en este último caso la fibra queda en el plato, mientras que al pasarlas por el chino la fibra se elimina.
Podemos transformar estos purés fácilmente en salsas para los chicos más grandes e incorporarlas en pastas, arroces, guisos…o para enriquecer sopas tan sólo aligerando la mezcla con agua o leche.


imagen de mikinderblogspot.com


MÁS TIPS:

  • Incorporar verduras picadas, ralladas o en puré a la carne picada de las albóndigas, hamburguesas, pastel de carne, lasañas, canelones... Podemos sustituir hasta un cuarto de la carne sin que se note en el sabor y la textura finales.
  • Preparar postres dulces como tartas o muffins con hortalizas como zanahoria o calabaza.
  • Incorporar algunos vegetales a los zumos de frutas sin que los niños noten demasiado la diferencia. La zanahoria por ejemplo funciona muy bien agregada al zumo de naranja o de manzana.
  • Brochets!: tarea entretenida en la que los chicos pueden colaborar en la preparación. Lo ideal es que ellos elijan la combinación y disposición de los alimentos en el palito de brochet. Podemos intercalar piezas de champiñon, pimiento, tomatito cherry, berenjena, calabacín (zapallito), mazorquitas de maíz (choclo) con piezas de pollo, pavo, ternera o pescado.

Espero que estos consejos os resulten de utilidad para que vuestros hijos coman más verduras. Mucha suerte !!

No hay comentarios:

Publicar un comentario